Blog

juan orol cónyuge

Publicado por:

Juan Rogelio García García conocido artísticamente como Juan Orol (Lalín (Pontevedra), Galicia, España; 4 de agosto de 1897 – † Ciudad de México; 26 de mayo de 1988), fue un actor, guionista, productor y director cinematográfico mexicano de origen español. A pesar de esto, no era un técnico del cine, como lo era sin duda su amigo Ramón Peón, sino todo lo contrario; hacía las cosas más bien por su empuje y su pasión por el cine, sin que se tomara mucho tiempo en su estudio ni en contratar técnicos de alto nivel. Con ella realiza dieciséis filmes entre 1946 y 1955. Rosa sería sería su próxima esposa y la musa más frecuente de sus películas. María Esquivel, conocida artísticamente también como Mary Esquivel (Quemado de Güines, Las Villas, Cuba 1934 - Ciudad de México, México 30 de junio de 2007), fue una actriz de cine y televisión, bailarina, cantante, rumbera y vedette mexicana de origen cubano. En su faceta de corredor de autos, estuvo a punto de correr en Indianápolis, pero le faltaron unas décimas para la marca de 118 millas por hora. Juan Orol era un “hombre orquesta” en las películas que realizaba. Nacido en Ferrol, La Coruña, provincia de Galicia en España el 4 de agosto de 1897 (año de la entrada del cinematógrafo en Cuba). Para la primera producción, en la que puso en juego todo su pequeño capital, contrató al cubano Ramón Peón García (a quien conocía y que se encontraba en esos años trabajando en México), al adaptador Carlos L. Cabello, que además actuaba en un papel secundario de la cinta, mientras Orol también se reservaba un papel en esta película: Carmelo, socio y amigo del obrero Juan (interpretado por Julio Villarreal). Fue conocido como el "rey del cine negromexicano" o cine de gángsters, y uno de los principales promotores del llamado cine de rumberas. De regreso en México, la actriz actúa sin la batuta de Orol en la cinta Los Santos Reyes, donde alterna con Antonio Aguilar, Antonio Badú y Sara García, entre otros. Estas dos experiencias le darán ánimo para sumar a sus responsabilidades cinematográficas la dirección, con la que debuta en Madre querida (1935), la tercera producción de Aspa Films. En 1959 Orol y Esquivel pusieron sus ojos en España. Allí está la herencia del estilo sentimental de Peón y el uso de la triple alianza de mujer, melodrama y lágrimas que demanda el público latinoamericano e inunda las salas cinematográficas del momento. Judith será su última musa y su última compañera sentimental, permaneciendo unido a ella hasta su muerte.[8]​. Rosa Carmina es la musa más representativa y prolífica de Orol. Posteriormente incorporó a los gánsteres, unos más malos y otros un tanto “moralistas”, en cada cinta y que se enamoraban de las “musas” de turno. Juan Orol fue famoso por importar a numerosas actrices (la mayoría de origen cubano) al Cine Mexicano. Con ella, Orol vive la época más esplendorosa de su filmografía. En esta película Orol comienza a trazar las pautas de un estilo muy personal, su modelo de melodrama. Fue conocido como el Rey del cine negro mexicano o cine de gángsters Se le conoce también como el surrealista involuntario. En él mezclaba una vaga intención de plantear cierta problemática social, acompañado de erotismo y amores ilícitos. Esquivel obtuvo su mayor éxito de la mano de Orol en la cinta Zonga, el ángel diabólico (1958), cinta que además significará su primera incursión en el cine a colores. Posteriormente incorporó a los gángsters unos más malos y otros un tanto “moralistas” en cada cinta y que se enamoraban de las “musas” de turno. En 1964 realiza también una actuación en la telenovela mexicana El Crisol. Además de dirigirla, asumió de nuevo, producción y el guión. Su última producción con participación cubana fue Tahimí, la hija del pescador (1958). [6]​ Tras divorciarse de María Antonieta, Orol decidió lanzar como estrella a la actriz y bailarina costarricense Yadira Jiménez. El lema de esta cinta fue: “Una película cubana distinta”. En ella debutó la rumbera cubana María Antonieta Pons, que sería la segunda musa del cine de Orol. Tampoco trataba de explicar la psicología de los personajes ni la geografía de las locaciones que utilizaba, ya que le bastaba con que existieran escenarios y personajes. Para esta película se utilizaron escenarios naturales, entre ellos el Centro Gallego de La Habana. Juan Rogelio García García nació el 30 de julio de 1893 en la parroquia de Santiso, en el municipio de Lalín, en Pontevedra, España. La cinta compitió en el Festival de Cannes de ese año, donde, sin embargo, fue destrozada por la crítica. No así el presupuesto de su producción, que trataba de estirar al máximo, por lo que era conocido como director de una sola toma. Orol, quien siempre había sido un devoto del Cine negro norteamericano (incluyendo una gran admiración por los gánsteres famosos de los años 1930s y 1940s: Edward G. Robinson, James Cagney y Humphrey Bogart), afianzó más esta pasión con un viaje que realizó a Hollywood a principios de los años treinta. Abandonó el boxeo para no desfigurar su rostro. Interpretando a Carmenta, y con Rosa Carmina como estrella femenina, Orol filma el que es probablemente su filme más recordado: Gángsters contra charros (1948). Sin embargo, a diferencia del cineasta estadounidense, Orol no necesitó de un homenaje póstumo para ser reconocido. Esquivel trabaja con Orol en otras cuatro cintas más. Fue un actor y director cinematográfico mexicano y español. Mary Esquivel Falleció en México, el 30 de junio de 2007, a las 7 PM. Era un hombre que sentía que debía participar en todo y supervisarlo todo en sus películas para que salieran bien. Pionero de la industria fílmica sonora mexicana y uno de los principales promotores del llamado Cine de rumberas de la Época de oro del Cine Mexicano. [11]​ También es reconocido por haber importado al Cine Mexicano a dos de las principales estrellas del género: María Antonieta Pons y Rosa Carmina. De una forma u otra, esto sería una constante en sus filmes, así como la pequeña moraleja sobre del drama desarrollado en el guión, que siempre incluía para finalizar sus películas. Esto redundó en beneficio de la película. A pesar de esto, no era un especialista, ni un conocedor del cine, como lo era sin duda su amigo Ramón Peón, sino todo lo contrario, hacía las cosas más bien por su empuje y su pasión por el cine, sin que se tomara mucho tiempo en estudiar, ni en contratar técnicos de alto nivel. Las películas de Orol comenzaron a tener un sello de garantía y estilo. Mary Esquivel se retiró de los focos y el celuloide. La última cinta de la mancuerna Orol-Pons fue Pasiones tormentosas (1946). Pero ambos comparten la precariedad de su modo de producción, la fe ciega en sus esperpentos cinematográficos, y sus seguidores de hoy los consideran “directores de culto”. La última aparición de Juan Orol en la gran pantalla fue como actor en Ni modo… así somos (1981) de Arturo Martínez. Su depresión se arraigó al suponer que su acervo fílmico había sucumbido en el incendio de la Cineteca Nacional de México en 1982. Además de México y Cuba, Orol llegó a filmar en diversos países: Puerto Rico, Estados Unidos y España. Juan Orol murió en Ciudad de México, el 26 de mayo de 1988, arruinado y solo, después de haberse casado cinco veces. El argumento tenía su origen en un cómic de mucho éxito: ¡Tabú!, de Guillermo de la Parra, luego conocido en los años 1970's como Rarotonga. Su primera esposa fue Amparo Moreno, hermana de la actriz Consuelo Moreno, su primera musa cinematográfica. Orol y Rosa Carmina estuvieron casados entre 1950 y 1955. Esquivel parte a una gira por Centroamérica antes de regresar a Cuba. Juan Torena, llamado en realidad Juan de Garchitorena de Carvajal, (Manila, 24 de marzo de 1898 - Santa Bárbara, California, 27 de junio de 1983 [1] ) fue un futbolista y actor de cine filipino, de ancestros vascos, a pesar de que durante muchos años se pensó que era argentino. [2]​ Sin embargo, sus películas resultaban un éxito, pues lograban llegar al gusto del público. Aquí, la Esquivel, era una inocente cantante de mesón que por azares del guion se veía envuelta en un crimen no cometido. Orol y María Antonieta estuvieron casados entre 1940 y 1945. A pesar de que María Antonieta y sus demás musas posteriores fueron estrellas exclusivas de la España Sono Films, Orol les permitía trabajar con otras casas productoras. Orol decidió quemar sus naves en una súper producción, haciendo uso, por primera vez, del color y el cinemascope. Juan Orol García. Los guiones que filmaba contaban historias "disparatadas", sin que le preocupara demasiado narrar con una lógica elemental, explicar la psicología de los personajes, ajustar la historia a una determinada geografía, etc. Mary Esquivel comenzaba a brillar con cierta intensidad.[2]​. En sus últimos años Orol vivió sumido en una profunda depresión. Tras separarse de Rosa Carmina, Orol realiza La mesera coja del café del puerto (1955), producción Cuba-México, como director, productor y guionista, con Marta Rams y Julio Capote como actores principales. Esquivel se casa con Orol y parten a México. Nuevamente Orol asumiría los roles de codirector, productor, guionista y compositor, y actor, esta vez con la costarricense Yadira Jiménez en el papel principal. Cónyuge: María Antonieta Pons: Juan Orol García. Eso le ha dado a sus películas un lugar relevante en la cinematografía mexicana. Era un hombre que sentía que debía participar en todo y supervisarlo todo en sus películas para que salieran bien. Entre las cintas de Orol filmadas con Esquivel se encuentran Te odio y te quiero (1957), Plazos traicioneros (1958), La tórtola del Ajusco (1960), Tahimí, la hija del pescador (1961) y Bajo el manto de la noche (1962). Sumario. La mesera del café del puerto (1955) con los actores Marta Rams y Julio Capote; El farol en la ventana (1957), también cubano-mexicana, con Orol como director, actor y productor. En su faceta de torero, pasó por Sudamérica, bajo el nombre de Espartero o Esparterito. Otras de sus destacadas colaboraciones con Rosa Carmina, es la trilogía fílmica de Percal (El infierno de los pobres, Perdición de mujeres y Hombres sin alma, 1951), adaptada de una famosa historieta del autor mexicano José G. Cruz, que colabora con Orol en algunos otros guiones más. Al sexagenario Orol, en cambio, le quedaron arrestos para una cuarta musa, Dinorah Judith, la estrella del ocaso, que siguiendo el camino de sus antecesoras también se convirtió en esposa, la quinta y postrera esposa, del polémico realizador. Gerente de producción, director, productor, guionista, actor, fueron los puestos principales que ocupó Orol en las filmaciones. La primera producción que Orol hace para el cine cubano es la cinta Siboney (1938), poco después de comenzar el cine sonoro en nuestro país. Al año siguiente, y en vista del éxito de taquilla, Orol arriesga su propio capital y se estrena simultáneamente como productor, guionista y protagonista de la segunda película de Aspa Films: Mujeres sin alma, también dirigida por Peón. Sus temáticas se concretaron casi siempre en incluir el trópico, las rumberas, los paisajes exóticos, bellas y provocativas mujeres, entre las que siempre había una “musa” principal, así como el cabaret como locación ideal. La economía podía llegar a detalles como el narrado por Sergio Véjar, operador de cámara de Zonga, el ángel diabólico (1957), en la cual Orol ordenaba que a Esquivel le pintaran cada uña de un color diferente para extender sus manos ante la cámara, reduciendo así los gastos de producción. A mediados de los años cuarenta, consolidó su propia casa productora, la España Sono Films. Al fin, el "director de las multitudes", como se hacía llamar Orol, volvía a encontrarse con la taquilla, después de tantos fracasos. Otras cintas relevantes de la etapa de Orol con Rosa Carmina son Tania, la bella salvaje (1947), Amor salvaje (1949), La diosa de Tahití (1953), Sandra, la mujer de fuego (1954), Sindicato del crimen (1954) y Secretaria peligrosa (1955). Así continuaron hasta que en 1964 decidieron divorciar sus afectos e intereses y cada uno seguir su camino. [2]​ En ese mismo año, filma bajo la batuta de Orol la cinta Un farol de la ventana, filmada en Cuba y que pasó en los cines sin pena ni gloria. En La Habana trata de encontrar algunos familiares residentes aquí, pero al no tener el éxito esperado en su búsqueda, viaja a Veracruz, México, donde permanece por seis años. Después seguiría Embrujo antillano (1945), una coproducción con México en la que participa como codirector, productor y guionista. [5]​ Durante su matrimonio, fue célebre la osadía de Orol de defender a su esposa de los galanteos del temido político mexicano Maximino Ávila Camacho. [1]​, En Cuba, Orol vivió en los llamados "solares", que es como se conoce en Cuba a las vecindades o barrios populares. Incluso se dio el lujo de hacer un remake de su propia obra: Madre querida, su mayor éxito, tiene una nueva versión en 1950. Oro, quien siempre había sido un devoto del Cine negro norteamericano, incluyendo una gran admiración por los gangsters famosos de los años 30 y 40: Edward G. Robinson, James Cagney y Humprey Bogart , afianzó más esta pasión con un viaje que realizó a Hollywood a principio de los años 30, para en 1933 de regreso a México, fundar una empresa cinematográfica, la ASPA filmes, de la que era su flamante gerente. En 1961 la actriz comparte créditos con Germán Valdés "Tin Tán" en la cinta El duende y yo. Sin embargo, el éxito de Esquivel como estrella del cine oroliano es mucho menor que el logrado por las musas anteriores. Estuvieron casados entre 1955 y 1963. Con Pons como estrella, Orol realiza cintas como Cruel destino (1945), Los misterios del hampa (1945) y Embrujo antillano (1946), esta última, un intento del director de incursionar en la industria fílmica estadounidense. Esta cinta es considerada hoy en día como una película de culto, y cuenta con un lugar relevante en varias filmotecas del mundo. Esta página se editó por última vez el 12 abr 2018 a las 05:51. Cumplidos ya los 16 años, Juan Orol se traslada a la capital mexicana con el fin de establecerse allí, sin embargo, las cosas no le van bien, la escasez de empleo en una situación social y política difícil, le hacen nuevamente cambiar de rumbo y regresa a Cuba, donde logra instalarse en La Habana. [12]​ La cinta es una interpretación libre del cineasta sobre la vida del legendario director, por lo que algunos aspectos de su biografía fueron dramatizados con fines comerciales. Tenía música de Ernesto Lecuona, Sánchez de Fuentes y Rodrigo Prats, entre otros. [13]​, El contenido está disponible bajo la licencia, La diosa de Tahití (Los chacales de la Isla Verde), El Sindicato del Crimen (Antesala de la muerte), Bajo la influencia del miedo (Gangsterismo en el deporte), Secretaria peligrosa (Agente internacional), http://lajiribilla-habana.cuba.cu/2008/n353_02/353_17.html, https://web.archive.org/web/20140308084915/http://www.lavozdegalicia.es/hemeroteca/2002/11/12/1318923.shtml, https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Juan_Orol&oldid=129859571, Licencia Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.0. Así, este gallego se confeccionó una biografía a medida, absolutamente rocambolesca, llena de episodios imposibles e inconexos, como un folletín decimonónico, haciendo de sí mismo un protagonista audaz, valiente e inverosímil, pero sobre todo, dejando entrever a un hombre que, sin gran preparación académica ni base cultural, sobrevivía a fuerza de ingenio.

El Presidente Amazon Reparto, Precio J7 Prime Olx, Mapache Dibujo Para Colorear, Samsung J7 Nuevo 2019, Como Usar Camisa Blanca Hombre, Herbicida Flex Para Frijol, Ted Película Reparto,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies